Multiplicación Hindú, Maya, Japonesa y Egipcia - La semaine des MATHÉMATIQUES

Cuando aprendemos a multiplicar durante la enseñanza primaria, primero tenemos que aprender las tablas de multiplicar, del 2 al 9 (las tablas del 0 y el 1 son triviales), para poderlas utilizar en el algoritmo estándar de multiplicación que nos enseñan cuando ya nos hemos aprendido las tablas. Y este ejercicio de memorización requiere de un gran esfuerzo por parte de los niños y niñas, lo que dificulta el aprendizaje y uso del método usual de multiplicación.  

Sin embargo, la humanidad también inventó algunos métodos de multiplicación más sencillos, para los cuales únicamente se necesitaba saber multiplicar, y dividir, por 2.  


La multiplicación egipcia


El primero de esos métodos es el conocido como método de multiplicación egipcio, que tiene una antigüedad de más de 4.000 años.    

Conocemos este sistema de multiplicación desarrollado por los egipcios gracias al Papiro matemático de Rhind, que es el documento matemático más importante conservado del Antiguo Egipto. Otros textos matemáticos egipcios son los papiros de Moscú, Lahún y Berlín.    

  

La multiplicación tradicional 

La multiplicación es una operación binaria que se establece en un conjunto numérico. Tal el caso de números naturales, consiste en sumar un número tantas veces como indica otro número. Así, 4×3 o, simplemente, «cuatro por tres») es igual a sumar tres veces el valor 4 por sí mismo (4+4+4). Es una operación diferente de la adición, pero equivalente. No es igual a una suma reiterada; solo son equivalentes porque permiten alcanzar el mismo resultado. La multiplicación está asociada al concepto de área geométrica.

La multiplicación tradicional


El método de multiplicación hindú también se le suele llamar método de Fibonacci, debido a que Fibonacci fue el primero en introducirlo en Europa, en su libro Liber Abaci (1202)(1202). Este método es muy parecido al que usamos habitualmente. ¡Veámoslo!

La multiplicación Maya 

Los Mayas multiplicaban en la  antigüedad utilizando el denominado 

método Tzeltal, que consistía en: 

1. Trazar tantas rectas paralelas( o  cogían varillas de madera) como indican  los dígitos de cada uno de los números  factores e igualmente en dirección  perpendicular con el otro factor. 

2. Contar los puntos de intersección de  las rectas en diagonal y los resultados  son los dígitos del número producto.

La multiplicación Japonesa


Dicho método se basa en un sistema de multiplicación con líneas escritas en un papel y opuestas que representan las cifras y se cortan en un ángulo de noventa grados. Contando las intersecciones se obtiene el resultado final.

El hecho de dibujar las líneas verticales sobre las horizontales genera unos puntos de intersección. La suma de esos puntos serán los que nos den el resultado final de la multiplicación. En el caso que poníamos como ejemplo, aparecen cuatro zonas que contienen puntos de intersección. Lo que hay que hacer es contar dichos puntos e ir anotándolos. Si en una diagonal imaginaria hay más de una zona que coincide, hay que sumar los puntos de intersección que contienen todas ellas.



Fecha: 25 de Marzo de 2021
Califique esta publicación
Puntuación: 5 / Votos: 2
Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn