Andrés Infante Merheg, arquitecto y egresado del Liceo Francés de Pereira 

En Julio de 2012 empecé a estudiar Arquitectura en la Universidad de Los Andes. Decidí estudiar Arquitectura influenciado por el ambiente en el que crecí: en una familia de arquitectos, ingenieros y constructores. A medida que iba avanzando en mis estudios, iba encontrando nuevos intereses por lo que, con ganas de descubrir otras perspectivas, resolví buscar opciones de estudios en el exterior. Cuando cursaba cuarto semestre recibí una oferta de admisión de IIT College of Architecture, en Chicago, acompañada de una beca por el buen desempeño académico que había tenido en la Universidad de Los Andes.  En Chicago me enfoqué en desarrollar ejercicios que resaltaran la habilidad que creo que tiene  la Arquitectura para alterar los comportamientos de las personas y las dinámicas sociales. Este  aspecto se volvió muy importante en mi carrera pues pienso que las ciudades colombianas  enfrentan grandes retos en términos de planeación, infraestructura y mejoramiento de la  calidad de vida de sus habitantes a través de la vivienda y de los equipamientos públicos y  privados. Con esto en mente, fui tomando cursos que me ofrecieran herramientas para  proponer diferentes soluciones a estos retos. Un ejemplo de esto fue un viaje de estudio que   realicé por el sur de Francia visitando proyectos de vivienda multifamiliar, que buscaban   reconstruir los tejidos urbanos luego de la segunda guerra mundial, y poniéndolos en contraste  con los planteamientos teóricos detrás de los mismos. 

Antes de terminar mi pregrado decidí mudarme nuevamente. Esta vez, el destino era Holanda. Allá hice parte de The Why Factory, un think thank liderado por Winy Maas hospedado en TU Delft. Durante mi estadia en Delft, diseñé modelos paramétricos de ciudades auto-sostenibles que respondieran al crecimiento acelerado de los centros urbanos. 

Finalmente, recibí mi diploma de Arquitecto de IIT College of Architecture con mención honorifica en diciembre de 2016. Mientras esperaba respuesta de las universidades en las que esperaba poder continuar con mis estudios de posgrado, volví a Pereira a trabajar en el diseño de varios proyectos de vivienda en la ciudad.

Hoy me encuentro a medio camino de completar mi maestría en ciencias  del diseño arquitectónico en Columbia University, en la ciudad de Nueva York. Aquí, como parte  del taller de diseño de Bernard Tschumi, desarrollo prototipos de vivienda colectiva que  estimulen la formación un sentimiento de pertenencia hacia la comunidad.  Mi mayor interés dentro de la profesión es la discusión de las ideas detrás del diseño  arquitectónico. Por eso, para mi es fundamental tener la capacidad de articular estas ideas y  transmitirlas a través de narrativas escritas, orales y gráficas. 

Estoy convencido de que el Liceo  Francés de Pereira me permitió desarrollar estas herramientas desde muy pequeño, resaltando  constantemente, y desde la interdisciplinaridad de su estructura formativa, la importancia que  tiene debida la construcció n de argumentos y la manera de comunicarlos.