LICEO

Segunda y última etapa de la enseñanza secundaria, 

el Liceo se organiza en dos ciclos de enseñanza: el Ciclo de Determinación y el Ciclo Terminal

La misión del Lycée es preparar a los estudiantes para su doble titulación y la presentación de las pruebas estatales colombiana y francesa SABER 11 (ICFES) y Baccalauréat, así como prepararlos para su futura inserción universitaria y profesional. En este sentido, el Lycée constituye un momento privilegiado para la orientación profesional. En Noveno el estudiante deberá escoger para seguir durante los años de 10º y 11º un pensum Económico y Social o un pensum ciencítico de acuerdo a su proyecto universitario y profesional. 

Las 10 horas anuales de “vida de clase” siguen a disposición de los grupos para tratar, en el ámbito de la clase, temas como derechos y obligaciones, reglas y reglamento, distinción entre opinión y argumento, valores y principios.

Unas nuevas materias aparecen en los programas curriculares: las materias de exploración, las ciencias económicas y sociales, la educación cívica, jurídica y social y los TPE, trabajos personales orientados, en grado Première (10º), pequeña tesis que el estudiante debe sustentar ante un jurado de profesores del Ministerio francés. 

Durante toda la Secundaria, las evaluaciones son calificadas con una nota sobre 20 puntos con un promedio de 10. Las calificaciones en cada materia están consignadas en el boletín escolar del estudiante correspondiente a cada uno de los tres períodos académicos, y complementados por la apreciación de cada profesor. La evaluación se efectúa de manera continua a lo largo del año escolar. El profesor tiene libertad para planear, escoger las modalidades y frecuencia de sus evaluaciones en función del ritmo de progresión, logros esperados y alcanzados, y nivel de sus grupos. La evaluación individual del estudiante se hace en el ámbito del Consejo de Clase, presidido por le rector y/o Rector Adjunto, que se reúne al final de cada trimestre (tres veces al año), evalúa el rendimiento escolar y el comportamiento de cada estudiante y emite las conclusiones con las advertencias y menciones pertinentes. En el último trimestre, el Consejo de Clase decide sobre la promoción del estudiante al grado superior o su permanencia en el mismo grado.